Un día sin sol ni calor

Era una tarde abrazada por vientos del norte, que llevaban en sus brazos el aire que cualquier persona normalmente evita respirar, ese aire pesado y cargado de un hedor insoportable, lleno de recuerdos y sensaciones, carente de sueños e ilusiones.

Ahí estaba Augusto Romero, sentado dentro de una habitación cerrada, intentando evitar aquél viento que invocaba un recuerdo nada grato, y entre libros de filosofía y piezas para violín y piano se refugiaba, intentando hacer que el tiempo pasara, que su agonía acabara, pero algo raro tenía esa tarde, no era sólo el viento lo que le aterraba, de pronto se dio cuenta que era todo en si lo que temor le causaba, el tétrico y apenas visible haz de luz, el constante sonido de las persianas golpeando la ventana que se encontraba helada, el desorden que veía dentro de sus ojos, las notas falladas en un nocturno de Chopin o la gota en caída eterna del lavabo, las palabras secas acerca del amor de un libro de Schopenhauer y el recuerdo de aquellas oraciones de Hermann Hesse en el lobo estepario que producían en su mente un abanico de ideas desconcertantes y lo llevaban a un mundo en donde no había sol, ni calor.

Extrañaba la calidez de los brazos que siempre lo recibían, el aliento y palabras de su familia, los besos llenos de pasión que creaban un nuevo mundo en tiempo récord, la comida, las miradas… parecía que estaba alejado de eso y más, incluso lejos de sí mismo, era una sensación que rara vez ocurre en la vida, de un sentido de no pertenencia tan grande que no comprendes si estás ahí por ti, por alguien más o para alguien más. Sentía que no tenía nada, más que su imaginación y sentido de la percepción, de esa sensación de vaguedad y descontrol

No se daba cuenta que esa sensación nacía más de él que del exterior, y nadie estaba ahí para decirle eso. Sus amigos imaginarios lo acompañaban y al borde de la locura lo acercaban, era una tarde normal en norteña, un desafío personal que se acerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s