Sobre el cambio y doppelgängers

Hace más de un año encontré una serie que sin duda alguna tuvo una fuerte influencia sobre mí, How I met your mother y en uno de sus capítulos el personaje principal, Ted hace una reflexión en donde dice que con el pasar de los años todos nos volvemos nuestros propios Doppelgängers. Cuánta razón y misterio hay en esa teoría pero también algo de incertidumbre.

Normalmente cuando las personas miran hacia la ilusión del pasado tienden a sentir las experiencias que vivieron previamente y después de un rato del viaje hacia atrás nos quedamos con la sensación de que la persona a la que estábamos invocando (nosotros) no es la misma que está haciendo esta reflexión y hay verdad detrás de ello, porque con el pasar de experiencias, logros, desafíos, puntos de dolor, encuentros de felicidad nuestra figura interna se va formando (ojalá siempre para bien). Y a partir de este punto podemos hablar de algo inevitable en la vida de los seres humanos, el cambio. Si habláramos con términos matemáticos pareciera que la vida del hombre es todo menos una función constante pues está sometida a continuos cambios y depende muchísimo del exterior, pero también del interior. Nadie sabe lo que viene con exactitud en la vida de nadie y es por ello que el miedo es un amigo indeseado de nuestra especie desde tiempos inmemorables, porque con el cambio siempre aparecerá formándonos o desfigurándonos completamente, haciendo del futuro algo impredecible y logrando que cuando miremos a nuestro pasado seamos un ente con misma apariencia pero con un interior completamente diferente o siendo distintos en los dos casos, convirtiéndonos en doppelgängers.

Sin embargo nuestro presente no es más que la suma de los eventos de nuestro pasado, de nuestra persona a través del tiempo, es la suma de nuestros doppelgängers y ya sea si estás o no conforme con quien eres en el presente no cambiarás a ninguno de tus doppelgängers que están detrás de ti, es por ello que el trabajo de la contemplación del presente significa tanto para personas espirituales, porque es lo único que lleva a un mejor futuro, y destaco que no me refiero a personas que siguen estrictamente una ideología religiosa, hablo de seres espirituales, un término diferente y tal vez más difícil de abordar.

El cambio no es bueno, pero tampoco es malo, el cambio sólo es eso: “el cambio” y el presente, lo real.

A second chance in the time

There was nothing more to stay in the “T” house, the walls were all upholstered by a strange liquid and Grace couldn’t stand the idea that it was her soul’s blood.

–Why would you think something like that, dear? –said an strange magician who was next to her.

–Because I feel empty since “that” happened –said Grace– and here’s the evidence.

–Well, honey that the walls have an strange material doesn’t mean that it’s a part of your soul, right?

–I know, I know perfectly but… I know how it feels, I know that something inside me is broken, you don’t understand, I’ve been a thief my entire life. I was trying to be a decent woman but now my only hope to be more than I am right now is lost and I won’t have it again, my future is gone.

–You’re future is not written yet, honey.

Grace glanced to her back and she realized that something or someone was in the kitchen of her burned house.

–What is that? –asked the strange magician.

–I have no idea but I’ll figure it out.

–Haven’t you seen horror movies? –exclaimed the magician– you shouldn’t go to the strange thing or you will die and then your future will no exist like you just said.

Grace did not listen the words of the magician and walked to the kitchen, she approached cautiously and saw a little gold bell over the greenhouse.

–Grace, no! –yell at her the magician when she touched the tiny and mysterious object but again she didn’t listen and when her skin made contact with the gold the entire world (except Grace) stopped.

–What is this? –she asked in vane– why is everything frozen?

–This is your second chance –said someone with a prominent and deep voice.

–My second chance? –asked confused Grace– I’m pretty sure that there are no seconds chance for me, Mr. Strange.

–Well, right now I’m giving you one, “Mrs. G” –answered the guy of the sky.

–But I don’t understand, the entire world is frozen how this is going to be the second chance that you are talking about? –asked Grace.

–You were right about that thing on the wall, something inside your heart was broken after the fire incident but this is not the end, I stopped the time so you can go out and take a look of yourself, see the world, explore.

–But nobody will notice my presence.

–And that is why this is an advantage for you.

–But… –started to say Grace– if everyone in the world is frozen I would be able to do any kind of stuff, like… well, you know, bad stuffs.

–And that’s why this is a second chance, It’s on you if you do “bad” or “good” things with this opportunity that I’m giving to you.

Grace tried to imagine the look of this “being” and all that she could create was a couple of colored clouds in her mind.

–It’s not easy imagine at me, Mrs. G.

–I can realize.

Grace walked to the street and everyone in the road was lost in a beautiful sense, she could steal at anyone but something happened, there was a boy holding his mom’s hand and looking at her with the innocence of the childhood and the warm of a little boy soul.

–I wish my little boy could hold my hand like you –she said and then walked forward him– I wish you the best for you and your family –said to the boy’s mom while she was looking at her. She kissed the boy in his forehead and step out.

“I guess that I have to learn to live without you, Dan” she thought and kept walking until she saw an “almost accident”. There was a motorcyclist in front of a sedan, ten centimeters were the line of the life or the death for the man who lost the control.

–Aw, this could not happen, I’m gonna fix this.

“Take the Rolex of him” rang inside her mind.

Grace carried the young man to the sidewalk so he could live, she did not take the clock and smile and then she walked by. She walked until her legs couldn’t more, she walked and helped more people than she knew in the past and she walked until she forgot what was to be in a world with time.

–So this is it, now this is the end.

–Now it’s just the beginning, darling –said the strange voice.

–I don’t want more –she said– I’m so tired, I just wanna rest.

Grace felt a kiss on his forehead, it was his little boy inviting her to live in the eternity.

Time

El sabor de México

Tacos, tortas, flautas, gorditas, memelas, molotes, picadas veracruzanas, mole poblano, oaxaqueño, tlayudas, pastes, enchiladas… estos son sólo algunos ejemplos de la riqueza gastronómica que posee México, de esa variedad de sabores tan grande que caracteriza a la nación, que enriquece su cultura y hace de cualquier paladar una experiencia inolvidable.

Comer de estos platillos mexicanos es navegar al pasado, a sus raíces culturales e historia. Desde las antiguas civilizaciones mexicanas, pasando por la conquista y la época colonial, la independencia, la revolución hasta llegar a nuestros tiempos cada platillo ha sido conservado de una manera ejemplar, por medio de la tradición culinaria se ha podido preservar esta riqueza que en 2010 fue considerada como patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Sus ingredientes principales son el maíz, el jitomate, diversos tipos de chiles, los nopales, frijoles, arroz y chocolate, le dan un sabor muy peculiar y característico a cada platillo, un sello único que se queda en la mente de cualquier persona.

Todos estos productos han sido cultivados y utilizados desde antes de la conquista y no se ha perdido la tradición gracias a la enseñanza de generaciones, pues cada una lleva conocimientos de su predecesora, y esta es una de las características más destacables de la cocina mexicana, la manera en que históricamente se ha preservado el sabor, ese sabor cuyo significado no se queda en el placer gustativo, lleva historias de sacrificio, esperanza, sueños, libertad, dolor y penas, pero sobre todo de amor y unión familiar, de la alegría de la vida, del arte de comer.

Quienes hemos tenido la gracia de haber probado esta gastronomía sabemos muy bien el valor que contiene cada porción de comida, de la sensación unión y amor que se vive detrás del proceso de preparación, de la humildad, pero gran riqueza de esa experiencia y de las historias detrás de ella.

Lo más importante detrás de la comida son las personas, recordar lo mejor de nuestra familia y antepasados probando una delicia es una de las experiencias más grandes que hay.

Para aquella persona que me recuerda los valores de la cocina, el amor y la cultura gastronómica.

picadas

La flor que hablaba sin voz.

Don Carlos se había perdido en el porche de su casa, si, en el porche de su casa, había sido transportado al mundo de la contemplación al observar a una pequeña flor que crecía entre una porción de tierra a penas visible desde su silla. ¿De dónde había salido? ¿Por qué había tenido el valor de crecer entre sus propiedades? ¿Eran en si sus propiedades sólo porque un papel lo decía? ¿Por qué existir cuando se puede tener la tranquilidad de la nada? ¿Por qué era tan bella y no había tenido nada que hacer?, estas preguntas llevaron a Don Carlos a un estado de pensamiento más profundo de lo normal, hasta que su pequeño nieto de 4 años interrumpió aquel estado y pasó corriendo por el porche.

-¿A dónde vas, pequeño?- dijo Don Carlos.

-Voy a jugar al patio, hoy que entré a la casa vi una flor muy linda y quiero presentársela a mis juguetes, estoy seguro de que la encontrarán más que hermosa.- dijo Gerardo con un tono de inocencia característico de la niñez.

-Pero Gerardito, tus juguetes no pueden hablar ni oír al igual que la flor.

-Abuelo, tú puedes escucharme y hablar, ¿por qué esa flor tan bonita y los juguetes que me regalan tanta alegría no tienen derecho a hacerlo?

Don Carlos se quedó mudo, ¿qué tiene él de especial como para poder escuchar y hablar? ¿cuál es el objetivo de ello? “comunicarse” pensó de inmediato. Volvió su mirada a su nieto y vio una sonrisa increíble, dejó de pensar y corrió a abrazar a su nieto, a hablar con la flor y jugar con muñecos.

 

 

Miles de millones

Pocos libros de divulgación científica me han producido tanto placer como “Miles de millones” del astrónomo estadounidense Carl Sagan, pues la mayoría de veces este tipo de libros se limita a dar una opinión científica sobre determinado evento, dando una explicación y relacionándolo con la sociedad. Miles de millones tiene todo esto en cada una de sus páginas, pero posee algo que hace de este libro algo especial, su estilo, la esencia que se oculta detrás de cada oración.

Carl Sagan creó una gran obra compuesta por diecinueve ensayos o capítulos que abarcan una gran variedad de temas, tratando cada uno de ellos a nivel humano y científico, destacando siempre la belleza de la ciencia y las maravillas que el universo nos regala, creando, con sus palabras un encuentro entre la naturaleza científica del hombre, del preguntarse el por qué de las cosas con el arte y la cualidad del universo de producir belleza.

El libro se divide en tres partes:

  1. La fuerza y la belleza de la cuantificación.
  2. ¿Qué conservan los conservadores?
  3. Ahí donde chocan corazones y mentes.

La primera parte está claramente descrita un párrafo antes, y su título da mucho qué pensar, pues reflexionar sobre las fuerzas del universo que interactúan entre sí y formaron y forman lo que somos es bastante placentero al darnos un sentido de pertenencia cósmico, e irónicamente religioso.

La segunda parte se refiere más que a la contemplación a la reflexión social, a las responsabilidades que tenemos como especie y sociedad de cuidar el medio ambiente y a un tema algo controversial en el campo científico: ciencia y religión, ¿amigas? ¿enemigas? Carl Sagan las puede ver con ojos de alianza.

La última parte nos ofrece la consideración de temas como el aborto, el enemigo común entre otros, siendo estos reflexiones de problemas sociales y hasta cierto punto morales explicados y pensados también de manera científica.

Un libro para pensar y disfrutar de las maravillas del universo y reflexionar sobre nuestro papel de humano.sagancollection Miles de millones

México Bárbaro

Recientemente leí una obra periodística creada por el estadounidense John Kenneth Turner, una serie de ensayos titulados: México bárbaro.

Se habla mucho sobre la tiranía del dictador Porfirio Díaz Mori durante el tiempo que ocupó el cargo de presidente de los Estados Unidos Mexicanos, pero a la vez de un crecimiento económico e industrial envidiable, mejorando la calidad de vida de los mexicanos.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX países extranjeros, en especial Estados Unidos veían con buenos ojos las tierras mexicanas para invertir capital, pues era muy seguro que produciría buenas ganancias. Díaz apostó por la inversión extranjera, pero cometió un error muy grande: olvidarse de su pueblo. México tenía una disparidad social tremenda, y John Kenneth Turner lo dio a conocer al mundo a través de este libro.

El norteamericano realizó un recorrido por México, comenzando por Yucatán y exponiendo los principios de la esclavitud “legal” que se usaba en México, el peonaje, la manera en que los más ricos se aprovechaban de las personas endeudándolas y obligándolas a pagar sus deudas mediante un trabajo forzado y sin fin, pues nunca podían terminar de pagar sus deudas.

Su viaje continúa por los territorios yaquis y después al Valle nacional, que según la obra era un verdadero infierno para los trabajadores. Llega a describir los sentimientos de las personas a las que conoce y su opinión al respecto a llegar a un punto en que no tener empatía con la obra es imposible y menos si eres mexicano y tienes raíces en estas tierras explotadas.

 

Una obra muy completa para conocer la situación social y económica del México del porfiriato, los antecedentes de la revolución mexicana que explotó en 1910 y un poco de la personalidad de el dictador y militar mexicano Porfirio Díaz Mori, letras para cuestionarse sobre el objetivo de la política, la moral aplicada en la sociedad, para reflexionar sobre el valor de la libertad humana y despreciar la esclavitud como sistema de producción.

JohnKennethTurnerlibro-mexico-barbaro-john-kenneth-turner-maa-3745-MLM59876300_1897-O

 

Por qué los alemanes no son malos

Al comenzar el mundial de Brasil 2014 estaba con mi familia y dije un comentario en ese momento algo trivial, pero confiado: “Alemania ganará esta copa”. Todo mundo se volvió a mi y me quedó viendo con cara de extraño, diciendo: “No, Argentina ganará porque tiene a Messi” “No quiero que ganen los alemanes porque son malos, de ahí fue Hitler”. No fueron los últimos comentarios que escuché, al contrario, este tipo de observaciones llegaron a mis oídos con mucha más frecuencia e intensidad cuando se definió que la final sería disputada entre el equipo germánico y el argentino. Nadie estaba conmigo y Alemania porque de ahí fue Hitler y por lo tanto son “malos” porque su pueblo fue uno de los que impulsaron los peores crímenes contra los humanos en el siglo XX. Pero respondo: ¿cómo podemos juzgar si una persona o nación es “mala” o no? de hecho, ¿cómo establecemos esta categoría de maldad y bondad? A esta última pregunta se puede responder con lo siguiente: empatía y moral, pero afirmar algo como la primera pregunta es algo completamente diferente.

En 1919 se firmó el tratado de Versalles en Francia, un documento de paz que establecía que el Imperio Alemán pagaría los gastos producidos durante la primera guerra mundial a Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Eran tiempos económicamente difíciles por las guerras, pues una nación que participa en ellas pierde mucho dinero y la recuperación después de los actos bélicos es difícil. Al ser sometido el imperio alemán su pueblo se vio en la necesidad de pasar decadencias, hambre entre otros malestares, eso, sumado a la gran depresión de 1929 y a otros factores ideológicos impulsaron a Alemania a formar un pensamiento nacionalista y una disciplina fascista, y a la toma de poder del partido nacionalsocialista.

Alemania quiso crecer, no de buena forma sino con el uso de la fuerza, del control político y de la opresión.

Hay muchas obras literarias que nos muestran el holocausto como “El diario de Ana Frank” “Los hornos de Hitler” de Olga Lengyel y críticas, cuentos como “Deutsches requiem” de Borges, películas, documentales y un sin fin de material para estudiar.

Después de estudiar y leer al respecto estoy en total desacuerdo con las acciones producidas por la Alemania Nazi de Hitler, y considero sus actos, no al pueblo, como llenos de maldad, pero en fin, dicho holocausto terminó en 1945, estamos en el año 2014 y escucho comentarios despreciables hacia los alemanes, a personas que no conocemos en realidad y que están etiquetadas como “malvadas” por decisiones de sus antepasados. 

Yo no creo en una maldad necesaria en estas personas, porque si bien pueden estar educados bajo ideologías parecidas a las de la Alemania nazi ellos no nacieron en las mismas circunstancias, viven en una era en donde la información y el conocimiento son clave para triunfar y no las invasiones a países.

Hoy en día Alemania es una potencia en ciencia, tecnología y cultura, con un pasado oscuro, pero con la posible luz del futuro que debería buscar, y que nosotros deberíamos dejarles hallar.